Se ha producido un error en este gadget.

27.11.10

Serpientes

El carácter de las serpientes depende en gran medida de la especie que se trate.
Una de las serpientes más comunes para utilizarlas de mascotas son las boas constrictoras, hermosas serpientes que pueden alcanzar un tamaño considerable. Esto es debido a su carácter dócil, la poca frecuencia con la que defeca, la facilidad para alimentarla y la poca necesidad que tiene de atención.
Pero una serpiente como la boa no será buena idea si el dueño es inexperto.
Debemos recordar que se trata de animales salvajes, y como tales, pueden tener instintos agresivos.

El origen se la serpiente influye también en su carácter. Si son criadas en cautividad serán animales más acostumbrados a la presencia del hombre y a su manejo. Mientras que si se trata de serpientes adultas capturadas de su hábitat será más difícil que se muestren amistosas.

Una buena forma de saber si estamos preparados para tener una serpiente boa como mascota es conocer de primera mano otros casos de personas que nos cuenten su experiencia. Además, no debemos fiarnos completamente de los vendedores de reptiles ya que pueden omitir información que más tarde podremos echar en falta.
La peor razón para tener uno de estos animales como mascota es la de impresionar a la gente. Debemos pensar objetivamente si podemos darle un nivel de vida bueno y de calidad. No tener reparos a la hora de alimentarlas con conejos o hámsters, por ejemplo, o estar dispuesto a que alguna vez puedan mordernos.

Foto de serpiente boa constrictor
Foto de boa albina

No hay comentarios:

Publicar un comentario